Los canalones deben de revisarse de forma regular. Un mantenimiento periódico puede llegar a triplicar la vida útil del sistema de canalizaciones del tejado. Por lo menos la inspección debe hacerse dos veces al año: en otoño y en primavera. Se trata de dos épocas en los que las precipitaciones son mayores y pueden obstruirse con hojas y suciedad.

En las labores de mantenimiento de canalones además de limpiar su interior y eliminar la suciedad y objetos que puede haber en su interior, también se debe comprobar el estado del anclaje del sistema de drenaje. También se tiene que revisar las posibles grietas, roturas y corrosión de las tuberías. De esta manera se sustituye las piezas defectuosas y se evita que el agua salga por donde no tenga que salir.

La limpieza del canalón en Madrid

En las tuberías, por su posición y lugar en el que está situada, puede taponarse por la suciedad, el polvo, la tierra, las hojas, las ramas o el musgo. Estos taponamientos no solo no dejan pasar el agua, sino que también puede ser un peligro para la estructura y en algunos casos para el edificio.

Para evitar esos taponamientos se debe limpiar, pero para ello tenemos que tener en cuenta la peculiaridad de la estructura. Los canalones están situados en la zona exterior del edificio y en algunos casos a gran altura. Para ello tienes que contar con una estructura desde la que trabajar o hacerlo de forma vertical.

Al limpiar el canalón, lo primero es eliminar la suciedad que hay en el interior. Para ello debemos usar una manguera a presión con el que arrastraremos toda la suciedad. Luego conviene comprobar cómo sale el agua. Si continua saliendo sucia, debemos desarmar el canalón y limpiar su interior.

Posteriormente se realiza una labor de inspección preventiva de roturas, golpes, corrosión… En caso de que exista alguna pieza con alguna imperfección conviene cambiarla para evitar problemas futuros. Una vez que todo está correcto se coloca el canalón en su sitio y se sella las juntas. Posteriormente se lava de nuevo el interior del canalón.

¿Cómo sellar las fugas en el canalón?

Cuando se descubre una fuga en el canalón se puede actuar de dos formas. La primera es sustituir la pieza completa por una nueva. En caso de que sea una fuga menor no es necesario cambiar la sección del canalón. Las fugas pequeñas se pueden sellar o reparar con cierta facilidad.

Para reparar y llevar a cabo un mantenimiento del canalón se debe raspar la zona en la que existe ese daño. De esta forma se elimina el óxido. Posteriormente  se cubre la zona con un tratamiento para prevenir el óxido. En caso de que el orificio sea mínimo se usa una capa de cemento plástico especial para canalones. En caso de que el orificio sea más grande se cubre la zona con tiras de plástico o papel de aluminio para trabajos pesados.

Mantenimiento de canalones sin andamios en Madrid

En caso de que quieras llevar a cabo una inspección o labor de mantenimiento de canalones te recomendamos los trabajos verticales, ya que con este tipo de trabajo se realizan las labores  de forma más rápida y sin el engorro de instalar un andamio.

Nuestros profesionales reparan todo tipo de reparan todo tipo de canalones en Madrid. Los andamios no pueden acceder a todos los sitios, por ello gracias a los trabajos verticales se llegan a todos los puntos de un edificio y llevar a cabo ahí el trabajo.

 

Contacta Ahora

©2017 Vertical Madrid reformas con trabajos verticales en Madrid

.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar