Los anclajes son una medida de seguridad básica para los trabajos sin andamios. La instalación de estos dispositivos, independientemente de la experiencia técnica con la que contemos nos permite reducir considerablemente los riesgos.  Tanto para terceros como para el uso personal esta herramienta está cada vez más extendida. En el siguiente artículo te hablamos sobre los diferentes tipos de anclaje existentes:

Distintos anclajes para trabajos verticales

Lo primero que hay que tener claro es que los anclajes pueden ser fijos o temporales. En cuanto a que existan variaciones y modelos diferentes se debe a que según la situación o el momento será más pertinente usar uno u otro. Asimismo habrá que tener en cuenta, como veremos a continuación,  los puntos de apoyo sobre los que nos amarraremos.

  • Chapas. Son los que se usan de forma más frecuente en los trabajos de altura. Pueden ser de acero o de acero inoxidable teniendo una resistencia aproximada de 22Kn. El diámetro del orificio es variable pudiendo ser de 8, 1o o 12 mm. Estas medidas son importantes ya que tienen que ver con el grosor de la cuerda que tendremos que conocerlo de antemano. En cuanto a su uso es importante puntualizar que siempre habrá que usar un mínimo de 2 chapas para la instalación de las cuerdas.
  • Anclajes químicos. Este tipo de anclajes solo los utilizaremos cuando la superficie de soporte sea de mala calidad (por ejemplo: hormigón poco compacto). Para su instalación tendremos que servirnos de materiales químicos tales como la ‘resina exposi’ o la cápsula química de golpe. Ambas soluciones son resistentes a las inclemencias climáticas.
  • Tornillos de expansión. También se conocen como ‘parabols’. Este tipo de tornillos de acero son la sujección más fiable. Para su instalación será necesario hacer un agujero con la broca en la superficie deseada y posteriormente servirnos de un martillo para introducir el tornillo.
  • Anclajes en H. Solo pueden sujetar a una persona. Este anclaje sigue los movimientos del usuario, adaptándose de forma gradual a las estructuras.
  • Anclajes estructurales. Se trata de cinta de cable o anillos de cinta que se colocan alrededor de la estructura. Estas estructuras pueden ser postes, vigas, salientes de un tejado… En este caso hay que evitar las construcciones propias con un nudo y optar por soluciones homologadas, que como es obvio ofrecen mucha más seguridad al usuario.
  • Anclajes de nailón. No están pensados para que se cuelguen personas de ellos.  Se usan cuando es necesario el fraccionamiento o desvío de cuerdas.

En caso de que requieras de profesionales serios que hagan su trabajo con garantías cuenta con nosotros. No dudes en contactarnos y contarnos que es lo que necesitas. Enseguida nos pondremos manos a la obra para ofrecerte la mejor solución posible.

 

Contacta Ahora

©2017 Trabajos verticales y sin andamios en Madrid | Vertical Madrid

.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar